coherencia cardíaca
Vivir en el amor y en coherencia

La coherencia cardíaca es una técnica que te permite combinar la respiración con las tus emociones positivas, de tal forma que te puedas vivir con mayor consciencia, en coherencia y armonía.

Respirar adecuadamente y conectar con tus emociones positivas, permite al corazón emitir ondas armónicas que benefician a tu desarrollo emocional, neuronal y fisiológico.

Los últimos descubrimientos en neurociencia concluyen que el corazón está formado por un conjunto de más de 40.000 neuronas conectadas directamente con nuestro cerebro. Éste conjunto de neuronas es lo que configura el llamado “cerebro cardiaco”. Desde la coherencia cardíaca vamos a activar nuestro cerebro cardíaco, mejorando tus emociones positivas y tu respiración.

Vivir en el amor y la coherencia

El corazón emite dos tipos de variación de frecuencia magnética, una es la desordena, formada por ondas irregulares e incoherentes, ésta aparece con pensamientos y  emociones negativas, como el miedo, la ira y la desconfianza. La otra es la armoniosa y coherente, formada por ondas anchas y regulares, que aparecen con pensamientos y emociones positivas, tales como el amor, la compasión y la alegría.

A través de la coherencia cardíaca podrás conectar tus emociones y tus pensamientos positivos al tiempo que practicar la respiración armoniosa, provocando una conexión neuronal entre tu corazón y tu mente a través de la práctica del amor compasivo.

Los beneficios de la práctica de la coherencia cardíaca son numerosos, tanto para tu salud emocional y psicológica, como para tu salud biológica ya que refuerza tu sistema inmunológico durante horas y amortigua los efectos del estrés.

Vivir en coherencia

La apertura al amor compasivo y al altruismo y la práctica del pensamiento positivo hacen que nuestro corazón entre en coherencia cardíaca y tome las riendas de la nuestras vidas.

Beneficios de la coherencia cardíaca

  • Mediante la emoción positiva generamos oxitocina y serotonina.
  • Entramos en coherencia cardíaca.
  • Activamos la relajación a través del sistema simpático y parasimpático.
  • A través del diafragma, masajeamos el corazón, ayudando al bombeo de nuestra sangre.
  • Con la respiración abdominal, tonificamos nuestra musculatura.
  • A través de las visualizaciones positivas, activamos las neuronas espejo.
  • Potenciamos la actividad neuronal, generando conexiones sinápticas.
  • Incrementamos la capacidad de atención y concentración.
  • Incrementamos nuestra capacidad de autoconsciencia.
  • Disminuimos el dolor físico.
  • Reforzamos el sistema inmunológico.
  • Incrementamos la capacidad perceptiva de nuestros sentidos.

Contacta con tu terapeuta shen